Fray Luca Pacioli y la partida doble. La contabilidad de Venecia.


Uno de esas cosas que uno se acuerda de las clases de contabilidad es que la partida doble o la contabilidad moderna se debe a Fray Luca Pacioli. Que como dato memorístico está bien pero parece que es una visión muy simple.

Por tanto tenemos en un período intelectual y comercial muy importante. El Renacimiento del Cuatroccento en Italia. Y tenemos un personaje como un profesor de aritmética franciscano y la técnica de la partida doble.

Empezamos con la partida doble 

La partida doble tuvo su origen probablemente en la región de la Toscana antes de finales del siglo XIII, el ejemplo más antiguo de su uso son las cuentas públicas de la ciudad de Génovadel año 1340.9 En el siglo XV, parece ser que los banqueros y comerciantes toscanos disponían de una técnica contable tan desarrollada o más que la empleada por los venecianos, y diferente en algunos puntos importantes de la de estos. Sin embargo fue la contabilidad a la veneziana la que se impuso, gracias a la imprenta, que permitió su difusión antes que ninguna otra.

Y el que firma esta difusión ade la contabilidad a la veneziana el nuestro personaje. El tipo no solo es profesor universitario, vivió en la corte de Ludovico Sforza en Milán, trabajo con Leonardo da Vinci. Pero antes estuvo en Venecia y ¿qué hizo?

Analizó sistemáticamente el método contable de la partida doble usado por los comerciantes venecianos en su obra Summa de arithmetica, geometría, proportioni et proportionalita (Venecia, 1494), que a pesar de su título latino, incluye la primera obra matemática impresa en lengua romance. Es destacable que en la solución de uno de los problemas, utilizara una aproximación logarítmica, un siglo antes que John Napier.11

Dentro del Tractus XI- Particularis de computis et scripturis, nos dejó su legado a través de 36 capítulos (tratado de cuentas de contabilidad usando la partida doble) dando inicio, con eso a la contabilidad moderna.

– Aconseja utilizar cuatro libros: Inventario y Balances, Borrador o Comprobante, Diario y Mayor.

– Define reglas del principio matemático de la partida doble (o por lo menos su parte fundamental):

  1. No hay deudor sin acreedor.
  2. La suma que se adeuda a una o varias cuentas ha de ser igual a lo que se abona.
  3. Todo el que recibe debe a la persona que da o entrega.
  4. Todo valor que ingresa es deudor y todo valor que sale es acreedor.
  5. Toda pérdida es deudora y toda ganancia acreedora.

La Summa fue la primera publicación de aritmética y si bien fue él quien lo publicó es posible que otros estudiosos también hayan hecho aportes a la misma.

“No hay deudor sin acreedor, ni acreedor sin deudor” ¿qué significa eso?

Esto significa que, considerando la totalidad de los elementos patrimoniales de la empresa, si un elemento disminuye es porque otro aumenta, o, lo que es lo mismo, si se produce una entrada en un elemento es porque hay una salida de otro elemento y, por tanto, hacer un cargo en una cuenta (o cuentas) supone siempre tener que hacer un abono en otra (u otras).

Siguiendo este sistema de partida doble, en cada operación que realiza una empresa hay que buscar siempre una doble modificación en los elementos patrimoniales de la misma. El registro contable se realiza anotando dos veces la cantidad de la operación: al debe de una cuenta y al haber de otra.

Cada transacción se registra por entradas en al menos dos cuentas. El total de los valores de débito deben ser iguales al valor total de los valores de crédito. La mayoría de las transacciones consisten en dos entradas, pero pueden tener tres o más entradas (ej.: Total de Facturas de Suministro = Valor Neto + Impuestos). Este sistema se llama de doble partida porque todas las transacciones deben estar “equilibradas” – los lados de débito y crédito deben equivaler el mismo monto.

Históricamente, las entradas de débito han sido registradas al lado izquierdo y los valores de crédito al derecho de una cuenta general de Mayor. Las cuentas del Mayor se establecen como cuentas T, así llamadas porque recuerdan la letra T cuando la cuenta está vacía o llena, y cuando esto sucede hay que anular la cuenta.

La existencia de un personaje que hace que un conocimiento sea más difundido que otro ya vemos que no es algo nuevo. La existencia de un prescriptor es muy importante. No podemos saber que hubiese pasado si el tratado mas difundido al principio de la forma de contabilidad no fuese la veneciana sino la florentina, o la milanesa. O que hubiese pasado si antes que Pacioli se hubiese llevado a imprimir el de Benedetto Cotrugli (en eslavo, Kotruljević) también instruido en las formas comerciales venecianas. Este vivió en Napoles fué consejero de Fernando I de Aragón su obra Della Mercature e del Mercante Perffeto fue escrita en 1458.

De forma casi incidental, dedica uno de sus capítulos al modo de llevar las cuentas mencionando distintos libros: El Memorial, el Diario y el Mayor, al que denomina Quaderno. Enumera también algunas reglas generales para contabilizar las operaciones comerciales, pero en conjunto las referencias de Benedetto a la contabilidad del comerciante son incompletas.

El libro de Cotrugli tardó casi ciento quince años en ser llevado a la imprenta, lo que, unido al carácter incompleto de su exposición, impide que pueda adjudicarse a su autor en la historia de la contabilidad un papel comparable al de Luca Pacioli. El trabajo de este último fue impreso y conocido muchos años antes, aunque escrito con posterioridad al de Benedetto.

Y así es como el dato que paso a la historia fue Pacioli y no Cotrugli.

 

Fuente: Wikipedia

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s